Cycle por Patagonia Chilena y Argentina...contemplación y conexión con lo indomable...

                  

Hace poco tiempo he conocido a un personaje, nacido y criado en Patagonia, nieto de colonos del sector Valle Simpson, criado en la localidad de Cochrane, entre montañas nevadas, lagos glaciares, ríos y los fríos inviernos australes, alguien que aún lucha por los sueños de su gente, por mantener sus tradiciones, sabiduría y su salvaje y prístina naturaleza para los que vendrán...Hablo de mi amigo Rodrigo Poliche, oriundo de la Región de Aysén, ducho en el Cycle, o disciplina del ciclismo contemplativo, esa modalidad de ciclismo que no invade, que se mantiene como espectadora y se entrega sin mayores pretensiones a lo que Pachamama dicte...siempre en un profundo respeto y asombro por las maravillas que nos entrega...

Con sus veintitantos años, Rodrigo ha recorrido muchísimo, tanto en Cycle como caminando, ha participado en variadas travesías y expediciones en Patagonia chilena y Argentina, en Tierra de fuego, Cabo de Hornos, etc. Patrocinado por ONGs, empresas privadas y universidades chilenas y argentinas, dictando charlas a lo largo del país en el ámbito de experiencias en esta área. Actualmente estudiando Kinesiología en Santiago y gestionando proyectos de travesías y expediciones en la naturaleza…

A continuación dejo con ustedes un artículo escrito por el, en una de sus mas interesantes y apasionantes aventuras, que incluyó Coyhaique hasta Isla Navarino y desde Chubut (Argentina) hasta la Patagonia chilena, en una expedición que duró aprox. un mes y medio...

Saludos! Gonzalo De Terán -Grupo DisfrutaChile!

 

...Con ustedes; Rodrigo "el negro" Poliche:

Viajes por la Patagonia

Cycle, Coyhaique hasta Isla Navarino (Patagonia Chilena y  Argentina) 2009

-Expedición Gan Gan, “Hacia la Patagonia Chilena” (Chubut, Argentina ) 2009

(Rodrigo E. Poliche G.)

Recorrer la Patagonia en Cycle es una experiencia en la cual se debe tener conocimientos climáticos, geográficos, fisiológicos, de primeros auxilios, mecánicos, entre otros. Estructurando tanto logísticas alimentarías como de rutas. Las bellezas que podrás encontrar y asombrarte están a cada pedaleo, a cada metro, por extensiones, en donde las montañas bajan al mar a refrescarse por el oeste, en donde el viento ante una brisa provoca el baile de ese bosque y refresca la cara del sudor que produce uno cada día por querer avanzar más y maravillarse de esta tierra indomable, observado por nubes que provocan sombra en el cielo azulado.

Fue un viaje de un mes y medio aprox., en donde más de  una vez una larga cascada te proveía de una gran ducha para refrescar tu cuerpo, o hidratarte. Las condiciones climáticas en verano, muchas veces son extremas, tanto de calor como de frío, por lo cual la preparación de buenos equipos para poder mantenerse bien son de mucha importancia, las lluvias aparecen por varios días sin cesar, y el viento en especial en la pampa argentina es el gran enemigo, que te provoca armar tu carpa y esperar por días para desarmar todo y subirse de nuevo a esa velocidad exacta para meditar.  Esperar esos días en cuando la carpa se hundían por las energías de esos soplidos, era tan solo sentarse en el vestíbulo de ese metro cuadrado que era mi refugio y observar, descansar, o tan simple como dormir, después de haber escrito o haberse leído un libro.

En algunas oportunidades por varios días, nos toco pedalear de noche y levantarnos de madrugada para esquivar el viento. Vivimos dos plagas, una de saltamontes y una de mosquitos, a lo lejos eran tan solo una mancha negra en movimiento, una población gigante de insectos, que seria atravesada por nosotros.

Los momentos más perfecto para poder disparar una foto para mi eran los atardeceres, la combinación de colores, de sombra, de líneas solares que minuto a minuto se retiraban, dejando a la oscura noche la entrada libre por unas cuantas horas, y la bienvenida al reinado de las estrellas.

Fue una travesía que abarco la región de Aysén, Magallanes, Cabo de Hornos, de la Republica de Chile y, en conjunto con las Provincia del Chubut, Santa Cruz,  Tierra del Fuego Antártida e Isla del Atlántico del Sur. De la Republica de la Argentina.

Fueron 1984,6 Km. en conjunto con mi compañera y mi amiga personal, mi cordada y la encargada en logística geográficas, demostrando un valor, un código de esperanza por velar por estas tierras a protegerlas, que me enseño a viajar con algunas aves que emigraban hacia latitudes australes, al igual que ella y al igual que yo

           

Fuente: Ruta Esperanza, Provincia Santa Cruz, Argentina, 168kms distancia con  Aduana Chilena, Rió Turbio, Magallanes. (Rodrigo E. Poliche G.) 2009

 

La desesperación en varios momentos en especial en esas largas lluvias, me hacían notar que era simplemente un humano, en un terreno al cual me gustaría pertenecer, un paisaje en donde yo pudiera ser parte de esa combinación, de aquellos pájaros, insectos u otro animalito que danzaban y se refrescaban, observándome detenidamente, mientras trataba de encontrar algún refugio, algún puente, para armar campamento y protegernos, de esas lagrimas de nubes que se extrañaban tanto, después de varios días de cielo azulado. Esa tarde solo pudimos armar una sola carpa, debajo de un puente, el espacio escaseaba, a pocos metros de nuestra carpa, existía un barranco con un furioso río, con la energía de un ferrocarril, ese sonido, que muchas veces en la noche me despertaba y me provocaba un poco de miedo, más la combinación de una fuerte ventisca, ese día habíamos tenido una gran discusión con mi compañera de travesía, pero el perdón, el saber escuchar, el decir yo me equivoque y las ganas de pedir disculpa, reconociendo cada uno sus errores, es de suma importancia, durante aquella noche pernoctamos en la misma carpa, dominaba un silencio y una mirada camuflada, pero sin hablarnos, lográbamos un trabajo en equipo, aunque faltaba algo, faltaba ese abrazo, esas palabras de estar juntos, vivos y compartiendo una experiencias en las tierras más lindas que pueden existir, hasta que ese momento llego, nos dimos cuenta que tan solo había sido una discusión.

En la región de Aysén, existe un tramo en donde el río Baker podrá acompañarte por varios kilómetros, desaparece y aparece, con esa curvas, ese color, ese pacifico sonido, rodeado de bosques siempre verdes, de algún huemul que busca refrescarse, proliferación de mariposas que cruzan de extremo a extremo, formando círculos, el más caudaloso de chile, una masa de agua gruesa, brillosa, en donde corre sangre limpia, un río amenazado por humanos que carecen de código de ética, códigos de moralidad. Hace mucho tiempo que dejamos de correr por nuestra vida, hace bastantes siglos que estamos fuera del ciclo de selección natural, pero somos capaces de colocarle precios al agua, somos capaces de mandar en un patio ajeno, un gobierno que trata de ser ejemplo, que busca llegar a niveles europeos como sociedad, ¿pero como?, siendo parte de la misma explotación que a tenido Chile a lo largo de su historia de seguir acabando con sus recursos naturales y venderlos como producto bruto a otras sociedades.

Los invierno en estas australes tierras, son unos de los inviernos más fuertes que pueden existir, donde la inmensidad de esa blanca nieve, se mezcla con ese blanco cielo, formando una sola sala, deteniendo todo, congelando el tiempo de existencia.

Patagonia es un lugar que los invito a recorre, en Cycle, haciendo autostop,, en vehiculo, en motocicleta, cualquier medio de transporte, por que esa maravilla por la carencia de algunas mentes de código básico, la quieren hacer desaparecer, pero la Patagonia se defiende, y lucha.

            

                             

                

Optar cualquier parte del mundo en Cycle, es una conexión exacta con tu alrededor, con tu compañera (o) de viaje, si es que quieres ir acompañado, en la mayoría del tiempo solo la  puedes ver, pero la comunicación existe en la noche, en las mañanas y en el pequeño recreo de la hora de la colación, que de por si era a eso de las 12 de la tarde, viste esa montaña que pasamos? Divisaste ese animal? Vas bien? Eran preguntas de cada día que se hacían.

El placer de que tu propio cuerpo te haga avanzar, mediante concentraciones y ataques psicológicos en esas grandes subidas de varios kilómetros o esas bajadas interminables, en donde las pastillas de frenos y los dedos de las manos terminaban agotadas.

Patagonia es una región compartida por dos países (La Argentina y Chile), dividida por una débil cordillera de los Andes, un lugar que necesita ser cuidado antes problemas de transnacionales.

Patagonia para los que aman la Patagonia, desarrollo para los que creen en él y están dispuestos a luchar por una forma de vida diferente, una forma de vida sustentable en el tiempo, esa que los megaproyectos transforman en “idealismo de sueños irrealizables”, pero que aquí en Aysén se ha vivido desde hace mucho tiempo en silencio. Ya finalizando estas letras desenfrenadas, no queda más que aferrarse a la esperanza de que la Patagonia se defienda. Que el viento levante la voz de los que comprenden el mensaje de la tierra austral y que el frío congele el fuego de la ambición de poder de los que confunden la riqueza de esta tierra con la acumulación del dinero”

                             (Fragmento de Bitácora J. Boldt C., Febrero 2009, 1984 Km.,)

 

                            

  

En el invierno del 2009, viví una de las experiencia más fuerte, experimentar rutas de camioneros chilenos pero a pie, entre pampa, coirón, escarcha, viento, y uno que otro camino desolado que debía cruzar, caminos que dirigían hacia la civilización, una experiencia desolada pero increíble, cruzando la pampa Argentina en la Provincia del Chubut, internado nueve días en esas tierras, en donde los punto de referencia no existen, en donde por centenares de Kms. a la redonda no hay humano presente, la escarcha domina este terreno, en estas épocas invernales. Es parte de la Patagonia Argentina, un clima muy diferente a la zonas de la Trapananda Chilena, dividida por una muy baja cordillera de los Andes  casi inexistente, con una escarcha que era muy simple de reconocer cuando atacaría de nuevo haciéndose presente el silencio, hasta el viento desaparecía, eran momentos que armaba campamento, notificaba por radio y me iba  dormir, a las 18pm la temperaturas podían alcanzar fácilmente los  -28º C. Los débiles no existen en estas pampas de coirón, todos luchan  por ver un día más el amanecer de un sol que solo esta presente pero sin poder disfrutar de ese calor, el cual solo era una luz.

Pasar en auto por la carretera de estas pampas era un misterio que por años estuvo presente en mi, yo quería saber que olor tenia, como se respiraba, que se escuchaba, es un espacio tan gigante, tan desolado, que provocaba una agorafobia al momento de despertarse en esa carpa escarchada, pero se eliminaba esa sensación una vez saliendo y respirando, mientras pasaban los días quería aumentar esa vista, sentir más esas noches heladas y largas, debía dormir con el agua (Nalgene), dentro del saco, ya que si no hacia eso, amanecía ese elemento tan vital escarchado.

Bajarse de los camiones, quienes fueron los que me dejaron en la localidad de la Laurita (Argentina)  e internarse, es descubrir una biodiversidad, un ecosistema que trata de seguir presente minuto a minuto, por mantenerse todos vivos, existe mucha tranquilidad, pero hay una guerra constante de sobrevivencia, no hay muchas posibilidades de regodeo entre las especies que viven ahí, pero se ven que son felices. Existió un día que observaba detenidamente un guanaco y me preguntaba ¿en donde se refugiaba? En donde se esconde?, pero trataba de mirar a mi alrededor tomaba los equipos y seguía caminando con mis bastones, pero ellos de repente desaparecían, en un cerrar y abrir de ojos, eran segundos y nuevamente estaba solo, la única compañía que volvía  a ver era esa línea delgada al horizonte siempre y cuando el clima y las nubes me dejaban ver esa recta que marcaba un extremo el Sur y el otro Norte, una línea delgada que sabia muy bien que ahí estaba esa cordillera débil, pero rica en valles, era la Patagonia Chilena, que tanto anhelaba por estar ahí.

Existían 16 horas de oscuridad y 8 horas de luz natural (mes de Julio), noches largas, con ventiscas, aullidos de algún zorro que reclamaba territorio, por que había olor a humano, y aquellas ratitas que se incorporaban a mi carpa por debajo, tratando de adquirir por entalpía un poco de calor mío.

Fue un trabajo que abarco no tan solo mi compromiso de lograr esa meta cruzando la pampa Argentina, fue un trabajo de camioneros, que día tras días, recorren nuestro país para abastecernos, sin importar el clima, la hora, o la dura soledad.  

 El dinero en estas tierras ya internado es una ilusión, no sirve, poder llegar al bosque, a esas montañas, cruzar ese rió en tierras sin banderas, era lo que existía.

Existieron días azules, el sol era solo un imagen, una luz, que sin querer no podía abrigar el frió de esa pampa Argentina que tanto estimo, de esa Patagonia que muchos aman, que se enriquece cada día por las personas que alzan sus manos por protegerla, tierras compartidas por dos grandes pueblos, que se unen en estas latitudes para formar una sola Trapananda...

          

          

Muchas veces los podemos divisar como pasan en las ciudades antes esas calles angostas, en donde en alguna esquina y con gran precisión, giran en conjunto con su carga, con rumbo que la mayoría desconocen. Sin preguntarnos de donde vienen o adonde van, viajero de por vida, que emigran constantemente, ante una soledad que solo ellos entiende, ante una mirada de recelo, pero que siempre están a la ayuda de quien queda en las rutas.

Experimente uno de los ecosistemas más fuerte, hostiles, difícil y desolador que me a tocado en mi vida, esto fue en la Argentina (Chubut, Patagonia), a pie, con equipo para sobrevivir por 12 días, (por cualquier emergencia deben sobrar tres días, con alimento y agua), en donde anualmente, en época de invierno las cosas son difíciles, con las mismas condiciones de los camioneros que buscan abastecer nuestro querido Chile ectomorfo de norte a sur, la idea era adquirir esa empatía de avanzar, con persistencia y con carga, hasta poder llegar y traspasar la cordillera de los Andes, desarrollando rutas de nuestra vecina hermana de la Argentina, compartiendo la misma Patagonia pero en diferentes puntos y claramente una belleza completamente extraña pero igual de hermosa, que la patagonia Chilena, solamente que menos entendida.  El viaje consistía de 185kms, con una mochila de 38 kilos, la cual todo dependía de mi subsistencia, todo debía ser en 9 días, con condiciones climáticas de montaña, con bajas temperatura que pueden llegar hasta más allá de los -37ºC, tormentas de  nieve que en su mayoría provocan que el camino desaparezca, y la indomable escarcha que crea el mayor de los silencio que e sentido y que algunos animales la escuchaban, dirigiéndose rápidamente a refugiarse.

En la Provincia del Chubut (Argentina), un martes a eso de las 21:00pm. Me dejaron en la zona de la Laurita, Ruta 40 sur, en esta zona solo hay una casa que funciona de bencinera, aquí empezaría a primera hora del otro día el viaje en busca de la Cordillera de los Andes hacia la Patagonia Chilena del Aysén, tan desaparecida en estas latitudes, y en especial por esa línea que se forma a lo lejos, una acumulación de horizonte, una mezcla de coirones y de cielo.

El primer minuto que desperté, sentí su fuerza, y sus ganas de detener todo, congelándolo. Ese día solo pude avanzar 18km, la máxima había alcanzado de tan solo -2ºC. Eran horas de dormir, serian las noches más larga que me tocarían experimentar, la oscuridad llegaba y empezaba a reinar a las 16:45pm. El sol volvería a dar luces en 16 horas más aproximadamente!! El viento sopla y quiere botar todo, desarmar todo, el suelo esta tan duro, que todas las estacas sufren daño!! Tratar de lograr un sueño a pesar del cansancio era más o menos difícil, viento, animales que merodeaban y la soledad que aumentaba con la cristalizada escarcha, en la segunda  noche la Tº, alcanzo los -15ºC.

 El ultimo día cuando ya divisaba esas pequeñas montañas, acercándome  a la Patagonia Chilena, a las 08:00 a.m. daba monitoreo a la gendarmería Argentina por radio, son cuatros monitoreos por día, (“sin novedades, siempre”). al salir de la carpa me acordaba de aquellos aborígenes que reinaron en estas tierras australes, la perduración de mucho tiempo, de caza y de sobrevivencia con puro conocimiento de la tierra, pienso en la  extinción en épocas de colonizaciones de estos protectores antiguos, por mucho que estemos en el siglo XXI, aun existen estos asesinos actuando al igual que estos vergonzosos colonizadores, tratando de explotar, inundar, para generar un exceso de dinero en aquellos bolsillos, aun en el siglo XXI para los que nunca han estado en la Patagonia Chilena o Argentina,  existen personas que quieren dañar estas tierras,  transformarlas en una placa de fierro, humanos que con su visión del supuesto progreso extinguirá una de las culturas más hermosa, una de las flores y fauna más admirada por el extranjero, una zona en donde aun existe lugares en donde el humano no a puesto su pie.

 Agradecimientos Especiales:

 Sr. Aquilino Fuentes Monje:

Por la colaboración en la Expedición en "Gan Gan” Hacia la Patagonia Chilena (Doble A) Y a los Camioneros Chilenos, Chóferes migratorios de estas Tierra, en especial a Fredy Gallardo y Luís Gatica...

Fredy Gallardo Peña (chico Fredy), chofer "Doble A"

 

Luis Gatica Hernandez (Gory), chofer "Doble A"

       

                       Camioneros de Chile y de la Patagonia...

Agradecimientos especiales a:

ECOSISTEMAS, UNIVERSIDAD DE LAS AMERICAS, TRANSPORTE "DOBLE A",COYHAIQUE, ENTEL CHILE, LAN CHILE.

 

DisfrutaChile! ...Conociendo, Aprendiendo, Valorando...

 

 

 

 

 

 

|

Comentarios

Awesome article.
Responder
Its like you read my mind! You seem to know so much about this, like you wrote the book in it or something. I think that you could do with some pics to drive the message home a bit, but other than that, this is excellent blog. A fantastic read. I will certainly be back.
Responder
Thank you for sharing your info. I truly appreciate your efforts and I will be waiting for your further post thank you once again.
Responder
Hi, yeah this article is genuinely fastidious and I have learned lot of things from it regarding blogging. thanks.
Responder
Thanks for the marvelous posting! I genuinely enjoyed reading it, you're a great author. I will always bookmark your blog and will eventually come back someday. I want to encourage yourself to continue your great writing, have a nice weekend!
Responder
Hello! I know this is sort of off-topic however I needed to ask. Does building a well-established website like yours require a lot of work? I'm brand new to running a blog however I do write in my journal everyday. I'd like to start a blog so I will be able to share my personal experience and thoughts online. Please let me know if you have any kind of recommendations or tips for brand new aspiring blog owners. Thankyou!
Responder
First of all I would like to say awesome blog! I had a quick question which I'd like to ask if you don't mind. I was interested to find out how you center yourself and clear your thoughts before writing. I've had a tough time clearing my mind in getting my ideas out. I truly do take pleasure in writing but it just seems like the first 10 to 15 minutes are generally lost simply just trying to figure out how to begin. Any ideas or hints? Kudos!
Responder
Stunning quest there. What occurred after? Thanks!
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar